Ejercítate al sol y al aire libre FITNESS & BELLEZA

El clima cálido genera una sensación de bienestar y entre los beneficios físicos que proporciona el sol se encuentra una mayor quema de grasas. Si a esto le añades una sesión de ejercicios, el impacto positivo será mayor y los resultados en tu cuerpo serán más rápidos.

 

Beneficios del deporte al aire libre

Además de optimizar la salud, hacer ejercicio ayuda a eliminar el estrés, reforzar nuestros valores y sentirnos más felices

Según un estudio reciente, elaborado por investigadores de la Universidad de Essex (Reino Unido), durante los primeros cinco minutos de ejercicio al aire libre –sea cual sea la actividad realizada– es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo. Porque a los reconocidos beneficios de ejercitar el cuerpo se le añade el impacto positivo de permanecer en espacios verdes, rodeado de naturaleza y aire limpio. De ahí que el verano sea una época idónea para practicar deporte y ejercitar nuestro organismo. Salir a pasear, montar en bici, nadar, patinar, correr o jugar a fútbol, por ejemplo, son actividades que proporcionan altas dosis de bienestar físico y mental.

Por un lado, todo ejercicio que actúe sobre el cuerpo nos permitirá trabajar cualidades como la precisión, la velocidad, los reflejos, la fuerza o la resistencia. En función del deporte elegido, primará un trabajo u otro. Si practicamos remo o ciclismo, por ejemplo, estaremos trabajando la resistencia y reforzaremos el sistema cardiovascular. Si optamos por deportes de contacto, artes marciales o baloncesto, mejoraremos los reflejos, la flexibilidad y la coordinación, habilidades muy útiles para minimizar los riesgos del día a día, como caídas, accidentes, golpes, etc.

En cuanto a los beneficios psicológicos y emocionales, es importante recordar que el deporte ayuda al cuerpo a producir endorfinas, las denominadas hormonas de la felicidad, que actúan como neurotransmisoras del placer. Y, además de hacernos sentir mejor, contribuyen a mejorar nuestras habilidades mentales (memoria, estrategia, constancia, concentración, afán de superación, etc.) y nuestras capacidades sociales (reforzando valores tan importantes como el compañerismo, la solidaridad, el trabajo en grupo, etc.).

Nada le gana a respirar aire fresco, lo cual hace maravillas para reducir tu estrés. También, cuando corres en un terreno disparejo, puede volverte más alerta a lo que te rodea y ayudarte a enfocarte mejor.

Hazlo parte de tu vida diaria. ¿Vives cerca del trabajo? ¿Por qué no caminar o irte en bici? ¿Tienes una casa? Haz proyectos en casa para quemar calorías extra.

Siempre haz de la seguridad la prioridad cuando salgas a realizar actividades al aire libre. Utiliza bloqueador, lentes de sol y sombrero cuando sea necesario. Si puedes, planea tus actividades desde temprano. Y, por supuesto, toma mucha agua. Finalmente, es importante consultar siempre con un médico o profesional de la salud antes de comenzar cualquier plan de ejercicio, especialmente si eres nuevo en esto.

El incorporar algún tipo de ejercicio a tu agenda diaria le trae muchos tipos de beneficios a tu salud. El verano facilita esto al ofrecerte muchas maneras de disfrutar un estilo de vida saludable y activo.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

« « Post anterior: | Post siguiente: » »