Remedios caseros para reducir los puntos negros en la cara FITNESS & BELLEZA

Muchos puntos negros o manchas oscuras pueden aclararse o eliminarse para restaurar un rostro resplandeciente. Las manchas oscuras y otras marcas en la cara, pueden deberse a un exceso de secreción de melanina en la piel.

Algunos factores que pueden conducir a esta condición incluyen la exposición excesiva al sol, desequilibrio hormonal, el embarazo, ciertos medicamentos, deficiencias de vitaminas, falta de sueño y el exceso de estrés.

Los puntos y manchas en la cara pueden ser embarazosos e incluso inducir a una baja autoestima. Afortunadamente, hay muchos tratamientos posibles, tales como exfoliaciones con ácido y cirugías con láser. Remedios caseros naturales y simples también pueden reducir la aparición de manchas y otras imperfecciones en la cara.

Antes de poner en práctica cualquiera de los siguientes tratamientos, es mejor que pruebes en una pequeña zona aislada, antes de aplicar por completo, de esta manera sabrás si tienes o no reacción negativa a alguno de los componentes, en cuyo caso no deberás aplicar el tratamiento.

Recuerda que ante la duda es mejor consultar siempre con tu médico o dermatólogo.

Aquí te presentamos 5 remedios caseros para combatir los puntos negros en la cara.

  1. Jugo de Limón

Una solución rápida y fácil se puede encontrar en tu cocina, el jugo de limón. Los limones tienen vitamina C que puede aclarar las manchas oscuras en la cara y es fácil de aplicar.

  • Pon un poco de jugo de limón fresco en una bola de algodón y frota directamente sobre la zona afectada de la piel.
  • Deja que seque y luego lava con agua corriente.
  • Continua la aplicación de este remedio casero para la eliminación de manchas oscuras, durante al menos dos semanas para conseguir el resultado deseado.

Si tienes la piel delicada o sensible, puedes diluir el jugo de limón en agua pura, agua de rosas, o miel. También puedes utilizar este método en otras zonas del cuerpo donde desees eliminar puntos negros.

No te expongas al sol mientras tienes el tratamiento aplicado y lava bien tu cara al terminar.

  1. Suero de leche

El suero de leche también es beneficioso para deshacerse de las manchas oscuras. Al igual que el jugo de limón también ayuda desvanecer manchas y puntos negros, pero sin causar sensación de ardor.

  • Toma cuatro cucharadas de suero de leche.
  • Añade dos cucharadas de jugo de tomate fresco.
  • Mezcla los dos ingredientes (ambos tienen excelentes propiedades blanqueadoras) y luego aplica la mezcla.
  • Lavarlo después de 15 minutos.

El ácido láctico en la leche reducirá gradualmente la pigmentación de la piel y dará brillo en el tono de tu tez de piel. Si no tienes suero de leche, basta con empapar un algodón en leche y aplicarlo directamente sobre los puntos. Deja actuar durante unos 10 minutos y luego lávalo. Repite este procedimiento dos veces al día de cuatro a cinco semanas.

También puedes preparar una solución mezclando leche con miel y aplicando la solución a tus puntos oscuros, dejando actuar durante 10 minutos.

  1. Avena

La harina de avena en polvo se considera buena para la exfoliación de la piel. Por lo tanto, se puede aplicar una mascarilla de harina de avena en la cara y el cuello para eliminar la piel muerta y puntos negros.

  • Triturar la mitad de una taza de hojuelas de avena.
  • Añadir tres a cuatro cucharadas de jugo de limón para hacer una pasta.
  • Frota sobre la piel y lava con agua tibia cuando esté seca.

También puedes utilizar un paño limpio empapado en agua tibia para remover la mascarilla. Repite este proceso una o dos veces a la semana.
Si el jugo de limón fuerte para tu piel, puedes reemplazarlo por suero de leche o leche.

  1. Almendras

  • Toma 8-10 almendras y remojalas en la leche durante la noche.
  • Remueve su piel y muele las almendras en la mañana.
  • Añade una cucharadita de polvo de sándalo y la mitad de una cucharadita de miel.
  • Mezcla hasta conseguir una pasta fina.
  • Aplica en la cara.
  • Deja actuar durante unos 30 minutos y luego lávalo.
  1. Sándalo

El sándalo es otra opción efectiva.

  • Haz una pasta espesa de 1 cucharada de polvo de sándalo, 1 cucharada de glicerina y 3 cucharadas de agua de rosas. (Si no tienes agua de rosas, puedes utilizar leche o miel).
  • Aplica la pasta en la zona afectada, dejando actuar durante unos minutos. Lava la pasta con agua tibia.
  • Puedes repetir este remedio una vez al día hasta que los puntos negros desaparezcan por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

« « Post anterior: | Post siguiente: » »